Traducción al francés: tres consejos para una traducción óptima

Publicado en por Sebastian Correa

Las traducciones a distintos idiomas suelen ser complicadas si no se posee el conocimiento previo necesario, o si se busca hacerlas de manera rápida y sencilla. Se debe contar con una gran experiencia en la tarea y certeza acerca de las traducciones si se quiere que la traducción sea óptima o se acerque a ello. Tres consejos para una traducción óptima al francés.

Conocimiento

Si no se tiene un conocimiento previo, y no se habla o conoce bien la lengua francesa, no es recomendable ponerse a traducir un idioma. Existen más probabilidades de que lo que se redacte salga mal que las que existen de que salga bien.

Estudios

  • Si se ha estudiado traductorado, la traducción será óptima.
  • Si se ha hecho un profesorado, seguramente también, dado que para hacerlo se debe dominar el idioma.
  • Si se ha vivido en Francia, por ejemplo, quizás el tiempo de hablar el idioma haya ayudado.

En cambio, si se ha hecho un curso corto, o se tiene un nivel medio, lo más probable es que la traducción no sea perfecta.

Por lo tanto, es necesario tener en cuenta que se debe lograr la mejor calidad al leer, al escribir y al hablar el idioma para que la traducción sea óptima.

Dominio de técnicas

Existen muchos idiomas en los que las traducciones de determinadas frases de utilización habitual o diaria se dicen distinto. Y esto no obedece sólo a que es otro idioma, sino que muchas veces existen en idiomas como el francés, ciertas "expresiones idiomáticas"

Frases traducidas

En todos los idiomas existen frases de uso común, cuya traducción no es palabra por palabra sino que se traduce la frase entera.

Para traducir estas expresiones, es imprescindible conocer técnicas de traducción que prevean estas posibilidades, o haber vivido en Francia para conocerlas.

Es común encontrarse con frases de este estilo en todos los idiomas, pudiendo pertenecer al lunfardo propio de cada país. Si no se las conoce, la traducción se complicará o carecerá de sentido cuando se llegue a ellas.

Contar con ayuda

La exigencia de una traducción es mucha, y no estará de más contar con una ayuda al momento de realizarla.

Esta ayuda puede provenir de una persona amiga que domine el idioma, de un manual, de un diccionario y hasta de un sitio web.

Existen varios traductores de idiomas online con los que es válido ayudarse. Se deberá tener cuidado de no caer en la tentación y dejar que el site haga todo el trabajo, pues la automatización suele generar errores y será muy trabajoso repararlos.

Conclusión

Para realizar una traducción óptima es imprescindible contar con ciertos conocimientos previos, que además sean los mínimos necesarios para realizar la tarea.

Se debe recordar que los textos en otros idiomas suelen ser escritos por gente que habla ese idioma, tiene vicios y maneras distintas de escribir, muchas veces lejanas al ideal.

Es por ello que se deberán tomar todos los recaudos previos para que la traducción sea óptima. Será mejor hacerlo bien a tener que pasarse horas corrigiendo después.

vive la france

Etiquetado en Consumo

Comentar este post